viernes, 8 de febrero de 2019 0 comentarios

Panem, panadería, Madrid

Y el lunes, más feliz que una perdiz, me dirijo a Panem (Fernán González 46, Madrid), dispuesta a comprar un estupendo pan.
Error, ya que cierran los lunes.
Al final repito operación el martes. Un pan fantástico para un emparedado nocturno. ¿Qué os voy a contar?

También quería haber probado las madalenas, pero a esas horas han volado... Volveré a por ellas y a por un cruasán...
Así voy, viviendo al límite.

Muy recomendable.. (el pan y el emparedado)


 
 
;