lunes, 4 de marzo de 2013

El cocinillas

Ya llevaba un tiempo en mi listado de lugares a visitar... y al final lo hice.  El Cocinillas
A pesar de ser un miércoles, el sitio estaba bien animado, cosa que me alegró sobremanera. Es buena señal.
Lugar blanco e iluminado de forma indirecta, muy acogedor.
Carta escrita a mano y nos costó decidirnos... muy apetecible todo.
Raciones de buen tamaño y con una delicada presentación. Cenamos un timbal de aguacate con chipirones a la plancha, unos raviolis con un nombre largo y rimbombante que no recuerdo, unas vieiras sobre crema de calabaza y de postre un tiramisú muy rico y una crep con naranja y frambuesas, que debo decir en su contra que estaba ligeramente cruda.
Muy buena la relación calidad de precio y encantador el dueño y regente del lugar. (¿Julián?, ¿Se llamaba Julián? Vaya cabeza la mía... ).
Me hizo mucha gracia leer en un post el comentarios de que las mesas eran un tanto largas y no le podías dar un beso a la persona que tenías enfrente... así que, ya sabes, id besados de casa... jajajja


Muy, pero que muy recomendable. Yo repetiré.



1 comentario:

Toni Cantera dijo...

Perfecto, pues esa vez, me llevas.

Publicar un comentario

 
;