miércoles, 14 de mayo de 2014

Picsa, Restaurante Madrid

Lo mejor es visitar estos sitios una noche en la que haya un buen partido de fútbol. De lo contrario están hasta la bandera...  Dicho y hecho...
Llegamos al Picsa (Ponzano 76), que estaba totalmente vacío, pero decidimos sentarnos en la barra, por eso de bichear lo que allí sucedía.
Local sobrio, blanco, amplio...
Un vino blanco espectacular  y unas berenjenas escabechadas. Luego pedimos unas porciones de pizzas del día. Era ya tarde y no era cuestión de comerse una pizza entera.
Me gustó, y mucho... y volveré a probar más cosas..



Como punto negativo, sólo me gustaría resaltar que lo mismo alguno de los cocineros podían bajarse del supuesto cielo en el que se hallan y ponerse a la altura de los mortales... básicamente porque están cara al público y se les nota la cara de perro de lejos (pensé que podría tener un mal día.. pero me lo ha comentado más gente...)  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
;